PROYECTO SAVE

El proyecto SAVE tiene como objetivo mejorar la calidad de los sistemas de prevención y detección de casos de violencia infantil en Europa y limitar sus efectos en víctimas en un periodo de medio y largo plazo.

A través de un modelo de intervención innovador y modular basado en la hipótesis de asociaciones privadas / públicas para soluciones de bajo coste y que incluye acciones aplicadas en el propio ámbito, así como herramientas ICT, con la participación directa de grupos objetivo de niños o adultos maltratados víctimas de la violencia a una edad temprana, así como de padres y profesores que son ejemplos educativos de referencia para los jóvenes.

Esta publicación cuenta con el apoyo financiero del Programa Daphne de la Unión Europea.

Los contenidos de esta publicación son responsabilidad exclusiva de los socios que desarrollan el proyecto SAVE y bajo ningún concepto servirán para reflejar las opiniones de la Comisión Europea.

ue_daphne

Beneficiarios, grupos objetivo y motivación de la elección

children-victims2

VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA

Víctimas de la violencia infantil (incluidos adultos) y niños con riesgo de ser víctimas de la violencia.

En algunos países de la UE, existen algunos vacíos en la prestación del servicio social con estos fines.

Además, se observa una falta de conocimiento y capacidad en familias y profesores para detectar la existencia de conductas violentas.

Padres

PADRES

La familia es el primer entorno educativo para los niños. Los padres deben disponer del conocimiento correcto, así como de las herramientas para poder detectar la existencia de abusos y violencia contra sus hijos, incluso en la misma familia.

TEACHERS / EDUCATION STAFF

PROFESORES / PERSONAL EDUCATIVO

Las escuelas deben ser el segundo lugar (en términos de importancia) para una buena educación de los niños con respecto a la detección y prevención de la violencia (la escuela también es un lugar donde suelen darse casos de violencia).

SATKEHOLDERS

GRUPOS DE INTERÉS PÚBLICOS Y PRIVADOS

Los profesionales públicos (personal médico y paramédico, asistentes sociales) y privados (ONG y asociaciones) son el tercer objetivo del proyecto SAVE, para una cooperación y un trabajo más sólido, realizando cronogramas entre el sistema público y las instituciones privadas bajo una lógica de complementariedad.